El poder de los beneficios del masaje erótico

 en Categoría de blog

¿En qué se diferencia el masaje erótico de otros tipos de masajes?

El masaje erótico es un método de trabajo con el tacto y la respiración que tiene como objetivo el desarrollo sensual y emocional, así como la mejora del contacto con el propio cuerpo y su plena aceptación.

El masaje erótico se asocia acertadamente a la relajación, el alivio del cuerpo tenso y el placer.


¿Cuál es el objetivo del masaje erótico?

Ante todo, la técnica de los masajes eróticos está diseñada para proporcionar una profunda relajación no sólo al cuerpo, sino también a la mente.

El objetivo principal del masaje es liberar la energía sexual, para que fluya libremente. En el día a día, no nos damos cuenta del importante papel que desempeña en nuestras vidas. Su bloqueo no sólo provoca un mal bienestar físico (sensación de tensión, dolor, cansancio general, problemas de sueño y muchas otras molestias desagradables), sino que también altera el equilibrio mental y emocional de una persona, puede afectar negativamente a tu percepción del mundo y (en consecuencia) obstaculizar tu desarrollo.


¿Por qué elegir un masaje erótico?

En el mundo actual, lleno de prisa y estrés, descuidamos nuestras necesidades en este ámbito y no prestamos suficiente atención a la calidad de la relajación que nos podemos permitir.

Durante un masaje erótico, las masajistas te harán olvidar los problemas de tu vida cotidiana, estimulan todos los puntos energéticos de tu cuerpo, liberando la energía corporal y liberando así el cuerpo y la mente del estrés, de todas las tensiones y de los bloqueos.

Un masaje sensual a la luz de las velas, con música oriental y el aroma de los aceites te hará alcanzar la armonía y la plenitud que tanto necesitas. Un masaje erótico no es sólo un tratamiento, es un ritual, realizado con movimientos fluidos y elegantes de las manos y de todo el cuerpo, en un ambiente íntimo y muy relajado.

¿Por qué elegir un masaje erótico?


Masaje erótico vs a otros masajes relajantes

¿Qué más distingue al masaje erótico de los clásicos masajes terapéuticos y de relajación? El masaje erótico, al estimular la energía corporal, provoca un aumento del placer sexual y puede ser una ayuda en los problemas en la esfera de la cama con tu pareja: reavivará la lujuria y la imaginación, inspirará y, sobre todo, te pondrá de un humor fantástico.

El masaje erótico es una forma única de relajación para el cuerpo y la mente. Tiene un sinfín de beneficios no sólo en términos de salud, sino también de sexualidad, y esto (aunque a menudo no seamos plenamente conscientes de ello) tiene un enorme impacto en todos los ámbitos de nuestra vida.

Regálate una emocionante inyección de sensaciones sensuales que mejorarán el estado de tu cuerpo y tu mente, aliviarán el estrés y te asegurarán que te sientas bien mucho tiempo después de tu visita.


¿Cómo funciona un masaje erótico?

El procedimiento de un masaje erótico realizado por un especialista depende en gran medida del tipo de tratamiento elegido. Sin embargo, siempre se basa en la estimulación de una zona de todo el cuerpo mediante diferentes técnicas táctiles.

Por lo general, el masaje comienza por la parte trasera del cuerpo y luego se desplaza hacia la parte delantera.

Cabe señalar aquí que el masaje no tiene por qué afectar a las partes íntimas del cuerpo; siempre debe respetar los límites establecidos por la persona que lo recibe. En tu conversación con el masajista, que generalmente tiene lugar antes de que comience el tratamiento, infórmale si prefiere que el tratamiento no abarque una zona concreta. Recuerda que también debes comunicarte durante el masaje si no te sientes cómodo con las técnicas utilizadas.

Durante el masaje se puede utilizar otros medios auxiliares, por ejemplo, piedras, plumas, aceites esenciales.

Al realizar un masaje erótico, es importante seguir los principios básicos que guían esta técnica, cuyo objetivo es el desarrollo tanto corporal como espiritual:

  • Sin pasar por alto ninguna zona del cuerpo, pero respetando siempre los límites personales,
  • Abrirse a las sensaciones y a las emociones sentidas, sin reprimirlas ni apuntar a determinadas sensaciones,
  • Mantener la concentración y la atención,
  • Observar las reacciones corporales de la persona que recibe el masaje, sin juzgarla,
  • No tener prisa, tomarse el tiempo suficiente para cada parte del masaje,
  • Trabajar conscientemente con la respiración,
  • En el caso del masaje en pareja: la voluntad de dar placer sin esperar lo mismo a cambio, y la capacidad de recibirlo sin sentir la necesidad de devolverlo.

Una parte importante de la realización de un masaje erótico es asegurar la introducción de una atmósfera relajante, por ejemplo, utilizando velas, música, aromas, temperatura ambiental adecuada. Disponer de un largo espacio de tiempo sin «distracciones«, por ejemplo, en forma de teléfono encendido, es una de las condiciones para beneficiarse plenamente de los efectos de un masaje tántrico.

4.9/5 - (21 votos)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button