Entrenamiento: ¿se puede entrenar todos los días?

 en Categoría de blog

Consejos de fitness, salud y bienestar

Hacer deporte todos los días es tentador. Sin embargo, aparte de los atletas profesionales y sus rutinas o programas de entrenamiento específicos, hacer deporte todos los días no es necesariamente recomendable.

Ya seas fanáticos del fisicoculturismo, al Zumba o al yoga, todos los aficionados se hacen la misma pregunta: ¿es bueno hacer deporte todos los días?

En este artículo ofrecido por el experto entrenador personal TONY LINAREJOS nos da respuesta a estas preguntas.

Son muchas las razones para empezar a hacer deporte: para sentirte bien, para despejarte, para conseguir rendimiento físico, para perder peso, para tonificar el cuerpo, etc. Sea cual sea el resultado deseado, es necesario, por supuesto, practicar regularmente ejercicios. En general, se recomienda un mínimo de 3 sesiones por semana. ¿Pero qué pasa si decides practicar todos los días?


Ejercicio todos los días: sí, pero no de cualquier manera

Solemos empezar una actividad deportiva para sentirnos en forma, tonificar nuestra figura, mejorar la condición física y el aspecto físico implica diversas actividades como: caminar, correr, hacer pesas, estiramientos, etc. En este caso concreto, hacer deporte a diario no supone ningún riesgo especial. Siempre y cuando alternes las sesiones de fortalecimiento/cardio/relajación de manera estratégica.

Por debajo del límite de 3 sesiones de entrenamiento a la semana, el progreso no es necesariamente garantizado. Con el tiempo, esto puede llegar a ser rápidamente desalentador. El riesgo es entonces que pierdas toda la motivación y hagas cada vez menos deporte.

Por lo tanto, es importante practicar una actividad con regularidad, existe una frecuencia óptima de entrenamiento que permite maximizar tus resultados y alcanzar tus objetivos con mayor facilidad.

Esta frecuencia varía, en función del deporte practicado, pero también de la persona. No obstante, hay algunas reglas generales que hay que tener en cuenta para aprovechar al máximo las sesiones deportivas. Veamos cuales son:

¿Qué deporte puedes practicar a diario?

Si practicas un deporte suave, en el que el riesgo de lesión física es bastante bajo, puedes permitirte entrenar todos los días. Deportes como el yoga o el pilates no cansan demasiado el cuerpo, por lo que puedes practicarlos más a menudo. Esto te permitirá ver un progreso más rápido.

No se puede decir lo mismo de los deportes más intensos, que requieren un nivel de esfuerzo muy alto en un momento dado. Entre ellos se encuentran los deportes de entrenamiento cardiovascular (correr, montar en bicicleta, etc.) y el entrenamiento con pesas.

Para poder esperar resultados con este tipo de deporte, el cuerpo está sometido a mucha presión. De hecho, estas actividades obligan a recurrir a tus reservas de energía y a romper las fibras de los músculos, que tendrán que reconstruirse para ser más potentes. Se trata de un proceso perfectamente normal, pero hace que se entienda por qué hay que darse descanso para progresar mejor.

Por lo que si haces este tipo de deporte todos los días, impides el proceso de recuperación, tan necesario para tu cuerpo. Por lo tanto, estás yendo en contra de tu propio progreso.

Qué deporte puedes practicar a diario


¿Cómo puedo hacer ejercicio todos los días?

Si quieres estar activo todos los días, sólo tienes que variar los ejercicios. Puedes, por ejemplo, dedicar 3 o 4 sesiones de entrenamiento a deportes intensos y reservar el resto de los días para actividades que te exijan menos recursos. Tendrás todas las de ganar, ya que maximizarás los resultados de cada uno de tus entrenamientos, aprovechando la complementariedad de varias disciplinas.

Por ejemplo, podrías hacer yoga el lunes, crossfit el martes, natación el miércoles, correr el jueves, pilates el viernes, ciclismo el sábado y finalmente, quizás, descansar el domingo. Lo único que tienes que hacer es organizar tu propia agenda deportiva o contar con la asesoría de un entrenador personal.


Una rutina deportiva y un único objetivo pueden llevar al sobre entrenamiento

Perder varios kilos, correr un maratón, esculpir el cuerpo son objetivos capaces de motivar la práctica del deporte a diario. Cuando este enfoque va acompañado de un entrenamiento monótono, existe el riesgo del sobre entrenamiento.

El cuerpo, agotado por la falta de períodos de recuperación, pierde el rendimiento, lo que es peor, existe el riesgo de que se produzcan lesiones. Para evitarlo, el consejo sigue siendo el mismo: la variedad del ejercicio y la complementariedad entre las actividades.

¿Sabías, por ejemplo, que la práctica del yoga contribuye a obtener excelentes resultados en la construcción de músculos?


Consejos del entrenador personal

Ser progresivo en la práctica deportiva sigue siendo la clave para evitar las lesiones, fatiga y obtener buenos resultados.

Nota: varias sesiones deportivas cortas a la semana son mejores que una sola sesión larga.

Por último, escuchar a tu cuerpo te ayudará a evitar ir demasiado lejos. No descuides: la alimentación y el sueño, son los dos pilares fundamentales de nuestra salud.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button