Seguridad en tu vivienda

 en Categoría de blog

El año pasado se produjo un repunte de los robos por violencia doméstica en España, continuando la tendencia al alza de los últimos años.

Más del 70% de los robos a mano armada ocurren en viviendas unifamiliares y cabañas, pero los hogares en lugares altos y vecindarios no son inmunes al robo, ya sea a través de puertas y portones de garaje, o a través de ventanas con tecnología escalo.

La seguridad en el hogar no solo está en manos de las fuerzas y agencias de seguridad nacional y de las empresas de seguridad aprobadas, la seguridad es responsabilidad de todos. Mediante la formación, la información y la prevención, todos podemos contribuir a reducir las estadísticas de robos en el hogar. Para ello, hemos propuesto una serie de consejos que se pueden seguir para proteger nuestro hogar.


Consejos de seguridad para proteger mi vivienda

  1. Mejorar la seguridad de la puerta: La mayoría de las intrusiones se realizan a través de la puerta de la casa. Debe haber una puerta blindada con al menos dos puntos de cierre y evitar aberturas o huecos para que se pueda hacer palanca.
  2. Cierra siempre: Cuando salimos de casa por mucho tiempo, nos aseguramos de no dejar nada, cerramos el agua y cerramos la puerta por unas vueltas de llaves; pero cuando salimos por unos minutos, nos olvidamos de cerrar la puerta … Somos unos ingenuos creo que si salimos a hacer mandados o visitamos a nuestros vecinos por poco tiempo, no nos robarán y no cerraremos la puerta. Son los intrusos quienes aprovechan estos momentos para entrar fácilmente a nuestra casa, pues si la puerta no está cerrada, pueden utilizar tecnología deslizante para abrirla en segundos.
  3. Medidas de protección para evitar abrir las ventanas con facilidad: Si vivimos en el primer piso de una vivienda unifamiliar o edificio, debe haber vallas o elementos de seguridad similares para evitar la entrada por las ventanas, pero si vivimos en pisos altos, no debemos pensar que son seguros … podemos protegerlos con una tapa para evitar que se abran fácilmente. Si se abren, se deslizarán horizontalmente. Podemos usar un palo o un palo de madera como tope en la pista y no se pueden mover. fácil . Otra opción casera para proteger los marcos de las ventanas es perforar agujeros en el marco y clavar púas en los agujeros para que actúen como topes. Aunque las persianas no pueden sustituir la seguridad de algunas barandillas bajo ninguna circunstancia, también pueden utilizarse como elementos de protección.
  4. Recuerda que el enemigo puede estar en casa: antes de «abrir» la puerta de nuestra casa a un extraño del personal de limpieza (personal de limpieza, niñera…), además de tener copias de todos sus datos y documentos personales. Si les hemos facilitado las llaves de la casa y hemos terminado la relación laboral, por motivos de seguridad, se recomienda sustituir el timbre. Si el anterior conserje, compañero de piso, vecino… tuvo o alguna vez tuvo las llaves de nuestra casa, nosotros debemos hacer lo mismo.
  5. Apuesta por el sistema de seguridad de tu hogar: Las medidas de seguridad más habituales en el hogar son: 1. Puerta blindada 2. Barra 3. Alarma 4. Cámara de vigilancia La última generación de alarmas no se ve afectada por inhibidores de frecuencia, sabotajes, cortes de energía, etc. Aunque la videovigilancia se está volviendo cada vez más común en los hogares, las alarmas siguen siendo la solución de seguridad más eficaz para los hogares privados.
  6. Nunca se abra a extraños: si no esperamos con anticipación las visitas de vendedores, técnicos, etc. No se recomienda abrir la puerta a ningún extraño, independientemente de que esté en uniforme y / o certificado. Al realizar un robo o estafa, los delincuentes ingresarán a la casa con el pretexto de cargar energía, gas natural o personal de ventas o técnicos de empresas de telecomunicaciones.
  7. Iluminar el perímetro y la entrada de la casa: Especialmente en casas unifamiliares y cabañas, es importante que la entrada y el perímetro de la casa estén bien iluminados. Estas medidas son muy eficaces para disuadir a los intrusos. Para evitar que el consumo eléctrico se dispare, podemos optar por reflectores y linternas solares para el jardín, y focos con detección de movimiento para la entrada.
  8. Seguro de hogar: Todos los consejos anteriores son para evitar una intrusión no deseada en tu vivienda. Sin embargo, puede ocurrir algún incidente que provoque daños en tu vivienda. Por ello, es recomendable tener contratado un seguro del hogar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now Button